El pasado 5 de noviembre, una borrasca provocó tormentas en Canarias. Esta borrasca, denominada “Tejeda” por la Asociación Canaria de Meteorología (ACANMET) dejó registros importantes de lluvia en algunas zonas de las islas, con tormentas muy localizadas siendo éstas muy fuertes y con abundante lluvia, aparato eléctrico e incluso granizo por momentos.

Después de la tormenta que se formó en Tenerife, dejando lluvias muy fuertes y provocando problemas en la zona norte y zona metropolitana, por la tarde noche, la inestabilidad se fue desplazando al este de Tenerife, y entonces fue cuando pude capturar una gran cantidad de rayos, de esa actividad eléctrica en esas células tormentosas que se desplazaban sobre el mar.

Dejo algunas de esas tomas (las más representativas) para la posteridad. 😉

 

¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •